Santiago Nieto y el asombro de los incautos; el oscurantismo (opositor) en vilo

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

Senadores que se esconden, un ex fiscal que revira, un periódico que no aclara…

El batidillo provocado por la gran mentira de Santiago Nieto recogida como nota principal del periódico Reforma el 18 de octubre ha embarrado de ineptitud a cuanto personaje (político o periodista) presume de docto, profesional e intelectual.

Tan obvia es la “impulcritud” del asunto (sembrado en una nota periodística) que hasta los senadores que defienden al ex fiscal prefirieron ayer no acudir al recinto legislativo para insistir en cambiar el método de votación para saber si se le restituye en el cargo o, de plano, se va.

Tan obvia es que el mismo Nieto ya comenzó a decir, de a poquito, que el oficio enviado a la FEPADE (personalmente a él) por el equipo defensor de Emilio Lozoya no es una carta en donde se “presione”.

Continuar leyendo…

Una ‘rola’ para Meade entre el desgarriate del PRI

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

En estos tiempos, y me refiero no sólo a los electorales, ser líder de un partido político podría equipararse a aquello dicho por Felipe Calderón sobre gobernar un país: “Es un infierno”.

Bueno, quizá no para todos los dirigentes mientras mantengan a salvo y en paz su territorio, aunque ninguno se salva del bombardeo de enfrente o de los lados.

Para el líder hay tiempos de paz y tiempos de protagonismo, pero también de soldado, caballero o escudero. Hay tiempos para darse la mano con el gobierno en turno así no sea de su propia plebe, algo así como para tener humor de firmar un “Pacto por México” y después intentar zafarse de él como de una camisa de fuerza.

Continuar leyendo…

El PRI engaña
con la verdad

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

“Clodio es un hombre incrédulo y desconfía de mí. Juzgará falso todo lo que le diga y, sin embargo, voy a engañarlo. ¿Cómo? Le contaré la verdad, y como no cree lo que yo digo, se engañará”.— Juan Caramuel

Ante una elección de tanta importancia y tantos enigmas como la del 2018, cualquier partido, o todos, llevan su proceso de la manera más conveniente.

Y esto implica muchas cosas. Despistar al enemigo, convencer a los militantes, atraer a la ciudadanía.

Pero ante todo y ante el mundo parecer democráticos.

A todos los partidos les apura algo. No solo al PRI, no solo al PAN, no solo al PRD, no solo a Morena.

Continuar leyendo…