Santiago Nieto y el asombro de los incautos; el oscurantismo (opositor) en vilo

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

Senadores que se esconden, un ex fiscal que revira, un periódico que no aclara…

El batidillo provocado por la gran mentira de Santiago Nieto recogida como nota principal del periódico Reforma el 18 de octubre ha embarrado de ineptitud a cuanto personaje (político o periodista) presume de docto, profesional e intelectual.

Tan obvia es la “impulcritud” del asunto (sembrado en una nota periodística) que hasta los senadores que defienden al ex fiscal prefirieron ayer no acudir al recinto legislativo para insistir en cambiar el método de votación para saber si se le restituye en el cargo o, de plano, se va.

Tan obvia es que el mismo Nieto ya comenzó a decir, de a poquito, que el oficio enviado a la FEPADE (personalmente a él) por el equipo defensor de Emilio Lozoya no es una carta en donde se “presione”.

Continuar leyendo…

La liturgia del PRI… y un solo ‘tapado’ verdadero

Enrique Ochoa Reza. ‘Ya va llegando diciembre y sus posadas…’

Por décadas, la ‘ceremonia del gallo’ priísta ha jugado un papel tanto de crítica como de jolgorio en la política mexicana

En realidad, para un partido cuya primera estancia en la Presidencia de la República duró siete décadas, su agenda para seleccionar a su candidato cada seis años debe ser todo un culto.

Quizá un ritual o un acto solemne. Un buen oficio, vamos, para ocupar todas las acepciones que sobre el término “liturgia” ofrece la Real Academia Española.

Y tal vez no por nada desde que el Presidente asume como tal (siempre y cuando sea priísta), o quizá desde que se acredita su triunfo (cuando se ha dado), el que queda en funciones, afirman, comienza a pensar ya en su sucesor.

Continuar leyendo…

Por mentir, la PGR cesa a Santiago Nieto

Santiago Nieto. Para recuperar su cargo ¿también mentirá a los legisladores?

Para acusar con declaraciones falsas a Emilio Lozoya, el titular de la FEPADE violó el debido proceso y la secrecía de la carpeta de investigación del caso Odebrecht

Cierto, cae más rápido un hablador que un cojo.

Bueno, a Santiago Nieto, titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, el gusto por faltar a la ética de su labor duró sólo dos días.

Apenas 48 horas después de ofrecerle dos cortas declaraciones al periódico Reforma, acusando a Emilio Lozoya, ex Director General de Pemex, de presionarlo “para que declarara públicamente su inocencia e incluso le ofreciera una disculpa (por la investigación en el caso Odedrecht)”, fue cesado por la Procuraduría General de la República.

Continuar leyendo…