López Obrador se esconde cuando Monreal lo exhibe

Después de la bronca de Rigoberto Salgado por “El Ojos”… Moreno Valle, “el orejas”, Ricardo Monreal, “la boca” y Ricardo Anaya, “el dientes”… No es un dicho, pero queda bien: No es lo mismo espolvorear que morder el polvo.

La madriza es ya de otra dimensión. Tal como es, como nadie se había atrevido, el ex priísta, ex perredista, ex petista, ex movimientociudadanista y ¿ex morenista?, está calcando a su todavía jefe en su naturaleza, en su tinta. Ya ven “para que la cuña apriete…”.

No sé si Ricardo Monreal deba purificarse de algo, pero con el berrinche hecho por no ser el elegido de Andrés Manuel López Obrador para disputar el próximo año la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, y la amenaza de ser factor para frenar la llegada de Morena a la Presidencia de la República, ya debió haber atiborrado de azufre su alma, su espíritu y toda materia.

En lenguaje del tabasqueño, el zacatecano ya se “despurificó” o, cuando menos (no podría negarlo) ya se “manchó”.

Continuar leyendo…

¿Cuántos kilos vale la inocencia o la responsabilidad de Duarte?

¿Dónde está la treta del ex gobernador de Veracruz con su huelga de hambre? Tal vez busca algún “socavón” en el Nuevo Sistema de Justicia Penal. Abogar por la suerte de sus ex colaboradores, haciendo a un lado la suya, no le corresponde porque es asunto de las autoridades. Quizá espera de la justicia un salvador “¿O comes o te vas?”

Debió fiarse del eclipse para no sufrir tanto y decidir hace seis días irse a la huelga de hambre en el Reclusorio Norte donde está preso desde el 17 de julio.

Sin embargo, a casi una semana nadie voltea a ver a Javier Duarte en algo totalmente revelado casi como un show infantil.

¿Quién podría darle crédito a su idea de atraer tan siquiera la lastima?

Duarte trampeó y desea seguir trampeando. Bajo qué condiciones se declara en huelga de hambre. El ex gobernador no es un perseguido político. Al menos no por sus ideas.

Continuar leyendo…

‘Batalla decisiva por México’: Peña

El Presidente Enrique Peña Nieto renovó el ánimo de los priístas con un efusivo discurso durante su XXII Asamblea Nacional

Con un efusivo discurso durante la clausura de su XXII Asamblea Nacional, retomando la visión de Colosio, el Presidente llama a los priístas a no intimidarse ante los retos

Después de la “asonada” priísta a media semana, por sus cinco mesas de debate en distintas ciudades, al menos dos declaraciones del líder nacional, Enrique Ochoa Reza, dejaron clara una cosa: El proceso interno para definir al candidato que buscará la permanencia del PRI en Los Pinos va a medias.

Un día antes de que el partido confirmara lo que era un grito a voces, abrir las candidaturas a simpatizantes y ciudadanos, puntualizaba: “El Presidente de la República será central en la definición de nuestro candidato o candidata a la Presidencia (de la República), pero no será el único factor”.

Un día después bajaba el primer telón: “Los candados son cosa del pasado”.

Continuar leyendo…