El PRI ‘light’; Nuño se suma. ¿Y los ‘duros’ de aquel tricolor?

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

Previsible el camino que el otrora casi secular partido en el gobierno tomó a partir del 12 de agosto, durante su 22 Asamblea

A veces, los cambios de estrategia son simples etapas de un proceso. Otras son medidas obligadas.

El camino que el otrora casi secular partido en el gobierno tomó a partir del 12 de agosto, durante su 22 Asamblea, era previsible. El único que encajaba, de bien a bien, en los cambios de estatutos era José Antonio Meade.

Con la eliminación del principal candado para acceder a la candidatura presidencial -al menos 10 años de militancia en el partido-, el panorama le venía al dedo.

Continuar leyendo…

‘El ejército no es el IFE’: cervantes; y si AMLO gana, nadie hará ‘plantón’

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

Los plantones (con la consabida quiebra de cientos de negocios), el grito de fraudes de todo tipo (hasta cibernético) y la exhibición de puercos, chivos y gallinas, han sido elementos a los que echa mano para reclamar lo que hasta ahora no ha alcanzado

Esas dos son cuando menos los lineamientos que en su mayoría ha seguido la (imperfecta) democracia mexicana.

En su mayoría porque quien siempre ha acudido al desmadre si no le dan la razón ha sido Andrés Manuel López Obrador, con el PRD y con Morena.

Los plantones (con la consabida quiebra de cientos de negocios), el grito de fraudes de todo tipo (hasta cibernético) y la exhibición de puercos, chivos y gallinas, han sido elementos a los que echa mano para reclamar lo que hasta ahora no ha alcanzado.

Continuar leyendo…

Los que pudieron ser, el que tuvo que ser y el ‘veneno’ de la honorabilidad

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

Meade, del ‘flashing’ en los sectores priístas al restaurantero con Osorio

A toro pasado, las explicaciones resultan ociosas e inútiles. ¡Ah, pero cómo entretienen!

Todo indica que el significado más certero de las reuniones “privadas”, pero públicas, de los políticos, sobre todo en restaurantes donde son fácilmente ubicables, es anunciar, sin decirlo, “miren, aquí estamos, Fulano y Zutano, y algo tramamos”.

La penúltima de éstas ocurrió la semana pasada y dio de qué hablar. Traía jiribilla. Margarita Zavala, Miguel Mancera y Rafael Moreno Valle se encontraron en el restaurante Balmoral del hotel Presidente Polanco.

El misterio rondaba las siluetas de Ricardo Anaya y Alejandra Barrales justo antes de sus consejos nacionales.

Continuar leyendo…