Tal vez no es chamba del Cisen, ¿pero esfumarse 30 camionetas?..

¿Estará Eugenio Ímaz más ocupado en cuestiones y detalles políticos? ¿En realidad los facinerosos contarán, en Acapulco, con sitios tan sofisticados para esconderse en segundos, cual espectáculo de David Copperfield? ¿Escapan a lugares inaccesibles para las corporaciones de seguridad?

El domingo por la noche, unas 30 camionetas, así lo publicaron sitios de Internet, atascadas de hombres armados, en dos puntos de la Costera Miguel Alemán de Acapulco, desataron el terror… ¡de policías federales!

Si, al estruendo de las metralletas, los policías federales enloquecieron de pánico, imagine a los ciudadanos, a los turistas, muchos de ellos haciendo, desde el lunes, maletas para concluir, anticipadamente, sus vacaciones, pues una de las joyas de México está “apañada” por uno o varios grupos de maleantes.

Según el reporte informativo de las autoridades, un atacante fue abatido; el resto huyó, y las camionetas, las 30, dicen, se hicieron humo, como si de un gran espectáculo de David Copperfield se tratara. Los atacantes desaparecieron y sus vehículos nadie pudo ubicarlos después.

No lo puedo creer.

Continuar leyendo…

Peña da golpe a ilegalidad de mariguana

EL PRESIDENTE PRESENTA INICIATIVA HISTÓRICA DE REFORMA A LEY GENERAL DE SALUD Y CÓDIGO PENAL FEDERAL… EL CONGRESO TIENE LA PALABRA

Propone elevar de 5 a 28 gramos la posesión de cannabis para uso personal. En el Senado, el PRD y el PAN se congratulan de la postura presidencial; auguran una rápida aprobación

Plantea analizar drogadicción desde un enfoque de prevención, salud pública y derechos humanos

A algunos sorprende el giro del Ejecutivo, aunque desde noviembre de 2015 ordenó al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, organizar un debate nacional para hacer una propuesta con base a la opinión ciudadana

En gustos, dicen, se rompen géneros.

Pero en el caso del gusto, ejercido o no, de la mariguana, el ruido sobre sus opciones de legalización o descriminalización creció, considerablemente, en el 2015.

La controversia se generalizó, en los últimos años, a raíz de un lento avance sobre el abatimiento de la violencia generada por los cárteles de la droga y el incremento del tráfico y venta, en todos los niveles y estratos de la sociedad, de estupefacientes.

En México, como en otros países, el intercambio de posturas se centró en la mariguana: ¿Legalizar su consumo o no? ¿Hasta qué límites y en qué modalidad: Médica, científica, lúdica o recreativa?

Continuar leyendo…

Sin video no hay tortura

¿Se igualará el caso de una mujer con una bolsa de plástico asfixiante en la cabeza a un montón de muchachos -algunos, según la media “verdad histórica” de Jesús Murillo Karam- quemados vivos? ¿Será igualará el mismo caso de esos muchachos quemados al de dos policías federales incinerados vivos, como ocurrió en Tláhuac en 2004?

Después de la imagen, precisa (fueron tres, pero situémonos en una; ambas inconcebibles), cuando colocan una bolsa de plástico en la cabeza de Elvira Santibáñez Margarito durante un “interrogatorio (¿científico?)” en Ajuchitlán del Progreso, Guerrero, en 2015, imagino -como también solo imaginaba lo que desde décadas se sabía de su existencia, pero nunca exhibida en su grotesca realidad-, el rostro del General Salvador Cienfuegos, Secretario de la Defensa Nacional; el de Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, y el del Presidente Enrique Peña Nieto, en el justo momento de observarla y saber de su difusión a nivel nacional y mundial en momentos de una gran encrucijada para México precisamente por el tema de derechos humanos.

Dos mujeres, una militar y otra policía federal, así como un Capitán del Ejército ponían nuevamente a México, a nivel mundial, en la cúspide del salvajismo, pasando por encima del caso Tlatlaya, Estado de México, y el de Iguala, Guerrero.

Observar con la piel “enchinada” el sutil trabajo de quienes por sus uniformes debieran obrar como héroes (¿cómo obran los héroes?), fue revelador para el 99.99 por ciento de los mexicanos: Este es uno de los métodos con que militares, policías, guardias blancas, guerrilleros, narcotraficantes, interrogan a un capturado rejego en hablar.

Continuar leyendo…