La desgarrada historia de Apatzingán e Iguala

El 22 de octubre de 1814 se firmó en la ciudad michoacana la primera Constitución mexicana y de América Latina. El promulgador fue José María Morelos y Pavón

En 1821, Agustín de Iturbide emitió en la ciudad guerrerense el Plan de Iguala, en donde se reconoció, por primera vez, la Independencia de México de España. También se creó la Bandera de México

Ambas ciudades sufrieron de enanismo. El tiempo no les redituó en desarrollo su protagonismo en la Historia de México.

Desde hace años, una de Michoacán y otra de Guerrero, Apatzingán e Iguala están inmersas en un torbellino de violencia.

El 30 de octubre de 2013 -hace un año dos meses-, cuando nadie imaginaba los crueles hechos en Guerrero ni el revoltijo armado en Michoacán, escribí (ampliando desde el 2012 el tema de los grupos civiles en armas): “Pecaré, nuevamente, de exagerado, fantasioso y “amarranavajas”, pero sigo insistiendo en la existencia de un proceso guiado, simultáneo o fortuito, quizá con distintos métodos e intereses entremezclados, pero todos apuntando a una desestabilización, con gran énfasis en el entorno político”.

Continuar leyendo…

La Perestroika de Dios

Barack Obama y Raúl Castro intercambian prisioneros. Harían visitas recíprocas a La Habana y Washington

El gobierno estadounidense establecerá una embajada en La Habana. Funcionarios de la isla podrán visitar la Unión Americana

No es una anécdota.

Sobre la voluminosa nueva historia de un David y un Goliat (ninguno con el ungimiento de Dios) pueden escribirse, como se ha hecho, miles de libros.

La confrontación entre Estados Unidos y Cuba es el más largo trama de un deicidio político y social de altas dimensiones, pero redimido, incluso, 53 años después por el propio representante de Dios en la Tierra, el Papa Francisco, a quien, desde ya, puede apuntársele el milagro necesario para ser santificado.

Y vaya milagro.

A su confesionario no arrimó a dos simples pecadores; menos, por ningún lado, a un Caín y a un Abel, cuya hermandad se remite a los últimos momentos de Fulgencio Batista, sino a los representantes de infiernos diferentes: Barack Obama y Raúl Castro.

Continuar leyendo…

Iguala, intelectuales orgánicos y alquimistas

En honor a la veracidad y la congruencia, cualquier debate sobre Ayotzinapa debe iniciar en un rotafolio: La silueta del estado de Guerrero y la del municipio de Iguala. Los logotipos de los partidos gobernantes y postulantes

En realidad, Antonio Gramsci habló de intelectuales orgánicos y tradicionales. Lo de “inorgánicos” lo inventó la intelectualidad de café haciendo mofa de su propia inmolación.

Con el caso Ayotzinapa -que deberá pasar como el estigma que realmente trazó la más reciente ruptura histórica de México-, comienzan a surgir en “el alto debate”, unos y otros: Los orgánicos, los “inorgánicos” y los organilleros.

Su discusión, ya no tanto por la estúpida desaparición y probable muerte de 43 jóvenes estudiantes -estudiosos o no, activistas o no-, sino como fenómeno de parámetro para medir el punto de desmoronamiento de un gobierno (en este caso el federal; el municipal de Iguala y el estatal de Guerrero, ya son polvo) ha traspasado las fronteras de México e inundado los rincones del mundo.

Continuar leyendo…