Tolerancia, con límites y firmeza: Gobernación

Miguel Ángel Osorio Chong aseguró, la semana pasada, que el proceso de reformas aprobadas es el principio de una nueva etapa para México

‘Es indispensable’, dijo, ‘seguir juntos hacia adelante, lograr más acuerdos y hacer las acciones que permitan que de la letra se pase a los hechos… sumando voluntades y protegiendo a las instituciones’

‘A nadie se le busca lastimar; a nadie se le pretende excluir; este gobierno seguirá abierto a escuchar todas las voces que quieran ser parte de la edificación del México de oportunidades para todos, pero que nadie se confunda…’…

Cualquier gobierno del mundo, lo primero que pule es su poder, que debe reflejar el peso, el ideal y la estrategia de su partido político por el que la ciudadanía le concedió la oportunidad de gobernar.

Este poder se basa en distintas acciones y fases, una de ellas, de las más importantes, es la negociación con el resto de los partidos y Poderes.

De ahí surgen, en Europa, los primeros casos de gobiernos de coalición. El poder, sin embargo, no se pierde; se comparte.

Otra fase es la apertura y la voluntad de consensos, acorde a los tiempos modernos.

Continuar leyendo…

Partidos salen tablas; todos ponen, todos ganan

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

Hoy, a diferencia de antaño o de la docena panista, los partidos políticos concluyeron un ciclo de una nueva forma de hacer política con logros en sus bolsillos. La confrontación, la diferencia pulida, es parte necesaria del perfeccionamiento y la transformación. Es parte de la carpintería para tallar el futuro

Unos juran que comenzando el 2014 endurecerán la batalla para defender la soberanía nacional. Otros que están listos para regresar al poder porque en el 2013 hicieron maravillas y unos más que su siembra en bien del país fue tal que la cosecha en meses o pocos años estará a la vista, traduciéndose, claro, en el reconocimiento final a la metamorfosis del viejo partido.

Son los políticos de los principales partidos que, realmente, por vez primera en muchas décadas sacudieron al país con sus decisiones plagadas en ocasiones de reclamos y amenazas, pero efectivas para cuando menos intentar modificar el curso del país.

Hablamos desde luego de Jesús Zambrano, Gustavo Madero y César Camacho, hasta de los coordinadores de las bancadas en el Congreso, Emilio Gamboa, Miguel Barbosa (sustituido en las últimas semanas de sesiones por Dolores Padierna, quien también tuvo una destacada participación) y Jorge Luis Preciado en el Senado; de Manlio Fabio Beltrones, Silvano Aureoles y Luis Alberto Villarreal en la Cámara de Diputados; y sin hacer a un lado sus más cortas participaciones, pero decisivas, de los presidentes de las Cámaras Alta y Baja, Raúl Cervantes y Ricardo Anaya Respectivamente.

Continuar leyendo…

Sembrar, cosechar y recaudar, si se saben vencer las tormentas

No tienen por qué no hacerlo, pero apenas se dio la promulgación de la Reforma Energética, el PRI-Gobierno no cesa en vítores y regocijo. Entiendo los triunfos como ciclos cumplidos y ese fue uno. Pero vienen otros, importantes, para que los mexicanos realmente seamos otros. Ya se mostró algo: Tenacidad.

La Reforma Energética se promulgó el viernes 20 de diciembre, apenas a unas horas de la llegada del Presidente Enrique Peña Nieto de su gira de trabajo de cinco días por Turquía, un viaje anunciado el 2 de septiembre, precisamente cuando también fijaba un plazo de 120 días para aprobar un paquete de reformas estructurales como la de Telecomunicaciones, la Educativa, la Financiera, la Hacendaria y la Energética. Más aún, en estricto apego a la negociación y disposición de avanzar, se agregó la Política-Electoral.

El plazo parecía apretado. Esa preocupación creció cuando inesperadamente la naturaleza quiso poner una zancadilla o hacer más firme el reto. Los huracanes “Manuel” e “Ingrid” tambalearon el curso de las cosas durante un mes. El Ejecutivo y el gabinete se avocaron a atender la emergencia realmente desesperante. Nunca dos meteoros habían atacado al país por dos frentes simultáneamente. Era una situación que imponía dedicación de tiempo y espacio. Se registraron más de 100 muertes en el país.

Contagiados tal vez del susto o de la inédita situación, el Congreso se agarrotó y los partidos se inmovilizaron. El Presidente debió presionar una y otra vez. Del 2 de septiembre, cuando habló de cuatro meses de plazo, al día de la promulgación de la Energética, debió dar tres manotazos al escritorio (el 2 de septiembre, el 30 de septiembre y el 2 de octubre).

Pero eso es historia.

Continuar leyendo…