El carnaval del dedo y los partidos a ritmo

El PRI lo inventó, lo reinventó, lo pulió, lo magnificó. Esperar el ‘destape’, última fase del ‘dedazo’, era motivo de fiesta y eyaculación política. Había confeti. Si al ‘dedazo”’ se le ve alguna anomalía, irresponsabilidad, arte o astucia, el de López Obrador es digno del mejor tramoyista. Y PAN, PRD, independientes, la ‘democracia’ en los bueyes de mi compadre

Hace 21 años publiqué ese arrebato de texto bajo la colección de 22 poemas titulado “Ronda del Cisne y sus Fieras” (Consejo Editorial del Gobierno del Estado de Coahuila. 1996).

Escrito, seguramente, años antes de su impresión, era (o al menos eso imaginé) una burla, una parodia, al dedo impreso en las boletas para votar, pero también al apéndice político, el índice. O, bien, a cualquier dedo inquisidor (bueno, después, los expertos en lingüística y semántica me reprobaron: No escribía poemas, sino pendejadas. Admití el oficio y seguí escribiendo pendejadas).

Hoy, ante el sufragio, en puerta, del 1 de julio de 2018 no puedo sustraerme de recrear la “Oda al dedo”. Menos cuando es la médula espinal de todos los partidos políticos, por encima de la propia interpretación del credo de la democracia.

Continuar leyendo…

Crimen y clero, los autoinvitados al 2018

Convento de Arrabal
Escrito por: El Parroquiano

Van que vuelan para participar, sabrá Dios en qué medida, en las próximas elecciones

Ya se apuntan.

Uno desde la clandestinidad; otro desde el presbiterio.

El primero nos vino a la mente, tan claro, después del cruce de reproches entre María Elena Morera, presidenta de “Causa en Común” (ni tanto), y el Presidente Enrique Peña Nieto durante la exposición de cifras de lo supuestamente hecho y no hecho ante la inseguridad y violencia en México, por cierto, para nada, ni en lo más mínimo, en “proporciones bélicas”.

El segundo, tras recordar el proceso electoral de 2016, cuando, casi como otra guerra cristera, la Iglesia Católica se fue encima al PRI y a la propuesta presidencial de legalizar, en todos los estados, los matrimonios igualitarios, pero sobre todo porque, esta vez, la iglesia Católica ya opinó a mes y medio de iniciar el difícil año de la elección presidencial: “No es nuestra misión sustituir las conciencias, sino iluminarlas con la luz de la fe y con las exigencias éticas que brotan de la dignidad de la persona humana”.

Continuar leyendo…

Las ‘colas’ de la izquierda; el turno ‘al paredón’ del PT

Políticamente, el rompimiento de Andrés Manuel López Obrador con el PRD marca un hito; se documentan los casos René Bejarano, Ayotzinapa, Eva Cadena, Delfina Gómez, Rigoberto Salgado, Claudia Sheinbaum, Alberto Anaya e Israel Moreno

Tan calladito que se lo tenía… o se lo tenían, podría pensarse del repentino involucramiento del clan Alberto Anaya, dirigente nacional del Partido del Trabajo, en un caso de presunto lavado de dinero de al menos 100 millones de pesos a través del manejo de organismos llamados Centros de Desarrollo Infantil ubicados en distintos estados del país, pero principalmente en Nuevo León.

Si alguien sabe cómo sobrevive el PT es el priísmo, y el priísmo está hoy a cargo del Gobierno federal. ¿Por qué? Por cuanto se ha expandido la leyenda del padrino que lo vio surgir, el apellido Salinas.

Claro, el partido sobrevive en la raya con las prerrogativas antes del Instituto Federal Electoral y hoy del Instituto Nacional Electoral.

Continuar leyendo…